El próximos 8 de marzo, numerosos colectivos y movimientos de mujeres han llamado a una huelga general mundial contra la violencia machista y en defensa de nuestros derechos.

Ya el pasado 21 de enero, millones de mujeres se manifestaron en EEUU y en todo el mundo contra el Presidente Trump, contra su discurso misógino, racista y homófobo. Meses antes, cientos de miles de compañeras protagonizaron una gran movilización en Polonia contra el intento del gobierno de derechas de prohibir el derecho al aborto y millones de mujeres llenaron las calles de las principales ciudades de Latinoamérica bajo el lema ¡Nos queremos vivas, ni una menos!

Desde el Sindicato de Estudiantes hacemos un llamamiento a todo el movimiento estudiantil, a toda la juventud, para que este 8 de marzo paremos las clases de 12.00 a 13.00h y nos concentrarnos en los patios de los Institutos y en los Campus para decir: ¡Basta ya de violencia machista! ¡En defensa de los derechos de la mujer! ¡Fuera Trump y todos los gobiernos que alientan el machismo y nuestra opresión!

La crisis del capitalismo ha golpeado duramente las condiciones de vida del conjunto de la clase trabajadora, pero dentro de ella, la juventud y las mujeres nos hemos llevado la peor parte. El capitalismo nos condena a las mujeres a una vida de precariedad con peores salarios y condiciones laborales, a sufrir doblemente las consecuencias de las políticas de la derecha y los recortes, a liderar los datos de desempleo, o a que se cargue sobre nuestros hombros el trabajo que deberían cubrir los servicios sociales como el cuidado de enfermos, mayores y niños.

También nos condena a sufrir las consecuencias últimas de un sistema que nos niega la independencia económica y la igualdad: la lacra de la violencia machista. Sólo en los últimos siete años 796 mujeres han sido asesinadas en el Estado español por este motivo y cada 8 horas se produce una denuncia por violación. Estos datos son solo la parte más cruel de la opresión que las mujeres sufrimos cotidianamente por el simple hecho de serlo.

CONTINUA

[printable page]