Mariel Franco atiende a las víctimas en un dispositivo madrileño. En diálogo con Página/12, detalla el recorrido de una mujer cuando pide ayuda. Hay juzgados de violencia de género, juicio rápido y vigilancia policial. Refugios, subsidios y asistencia psicológica y jurídica gratuita.

....Radicada a inicios del 2008 en Madrid, Franco trabajó en la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, en el Observatorio de Salud de las Mujeres, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y actualmente brinda asistencia a víctimas a través del Punto Municipal del Observatorio Regional de Violencia de Género de la Mancomunidad de Servicios Suroeste de Madrid, que agrupa a varias localidades con escasa población de esa región.

La especialista argentina precisó que la Comunidad de Madrid tiene su propia ley integral contra la violencia de género del año 2005, la Ley 5/2005. “A partir de esa norma se creó una serie de dispositivos de control, seguimiento y asistencia a las mujeres víctimas de violencia de género”, señaló. El Observatorio Regional de Violencia de Género es el encargado de velar por el cumplimiento de la ley y además, coordina todas las acciones destinadas a la prevención y asistencia respecto del tema conjuntamente con el área de Igualdad, explicó. A su vez, se ocupa de las tareas de sensibilización social respecto del tema. Entre los dispositivos de atención se encuentran los de asistencia directa, los centros de emergencia, de acogida y pisos tutelados para las mujeres y sus hijos e hijas.

–¿Cómo funciona cada uno de esos dispositivos?

CONTINUA

[printable page]