crisis-hucha rota
La nueva norma amplía el concepto de víctimas a los hijos y familiares a cargo de las maltratadas.
La ley integral contra la violencia sobre la mujer, cuyo anteproyecto aprobará hoy el pleno del Consell, amplía la consideración de víctimas a los casos en los que los agresores ejerzan un «aislamiento económico» sobre sus parejas. Esta es una de las principales novedades que contempla la nueva normativa, toda vez que hasta ahora tenían condición de víctima las mujeres que habían sufrido agresiones físicas, psciológicas y sexuales.

Al incorporar el ámbito económico a la legislación autonómica, la Conselleria de Justicia y Bienestar Social pretende extender la protección que otorga la Generalitat a las mujeres que por problemas derivados de la crisis no puedan «llevar una vida digna» y soporten los malos tratos por una cuestión de supervivencia.

CONTINUA

 

[printable page]