Por Gladis Torres Ruiz * IPS/ Cimac

MÉXICO, may (IPS) - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió para su análisis el asesinato de otra joven en Ciudad Juárez, mientras el Estado mexicano intenta dar por cumplida la condena por feminicidio por el llamado caso de Campo Algodonero.

La ineficacia del Estado mexicano para detener el feminicidio en el norteño estado de Chihuahua y brindar justicia a las víctimas de nuevo será revisada con lupa por la CIDH. 

El 10 de mayo el mecanismo dependiente de la Organización de Estados Americanos (OEA) notificó que analizará el caso de Lilia Alejandra García Andrade, asesinada cuando tenía 17 años en Ciudad Juárez en 2001. 

Defensoras de Derechos Humanos consideran que la admisión del caso por la CIDH representa un golpe a los intentos de autoridades federales y estatales de dar por cumplida la sentencia emitida en 2009 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) por el caso Campo Algodonero, también en Ciudad Juárez, donde fueron encontrados los restos de ocho mujeres en 2001. 

La abogada Karla Michel Salas, representante legal de Norma Andrade –madre de Lilia Alejandra–, destaca que la decisión de la CIDH pone otra vez sobre la mesa el feminicidio en Juárez y el incumplimiento del Estado mexicano para prevenir y atender las desapariciones de mujeres en esa urbe fronteriza con Estados Unidos. 

CONTINUA

[printable page]