Organizaciones denuncian que 99.52 por ciento de casos no se investigan
   

Imagen retomada del portal Voces Nuestras

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 02/10/2017

En Guatemala 90 por ciento de los exámenes médicos por delitos sexuales que se han hecho de enero a agosto de este año corresponden a niñas y adolescentes, denunciaron hoy organizaciones civiles de ese país durante la conmemoración del Día de la Niñez y la Adolescencia.

En los últimos meses el Instituto Nacional de Ciencias Forenses guatemalteco informó que ha realizado 2 mil 796 exámenes médicos a niñas y adolescentes por diferentes delitos sexuales, los casos representan 90.2 por ciento del total realizado en el país.

A ello se suma que de enero a julio de 2017 el Registro Nacional de Personas (RENAP) constató la inscripción de mil 138 nacimientos donde las madres tenían entre 10 y 14 años de edad, la mayoría de estos casos, afirmaron “están íntimamente relacionados con la violencia sexual”. En las adolescentes de 15 a 19 años el número de nacimientos fue de 36 mil 685.

Lo anterior fue expuesto en un comunicado por la Coordinadora Institucional de Promoción por los Derechos de la Niñez (Ciprodeni) y la Red Niña Niño quienes calificaron como “alarmante” que las autoridades guatemaltecas no garanticen los Derechos Humanos a una vida libre de violencia para las niñas y adolescentes ni sancione la violencia sexual en su contra, toda vez que, estimaron, la impunidad en estos delitos alcanza 99.52 por ciento en el país centroamericano.

Por ello, exigieron al poder judicial que resuelva de manera pronta los casos de violencia contra las niñas y adolescentes que están dentro del sistema de justicia, incluyendo el de las 41 niñas y adolescentes que murieron  tras el incendio del pasado 8 de marzo en el  albergue Hogar Seguro Virgen de la Asunción, una institución pública, mientras protestaban por los maltratos y abusos sexuales de los que eran víctimas y por el cual nadie ha sido sancionado.

También llamó al Estado a  garantizar la “reparación digna” a las víctimas pues afirmaron que, de hacerlo, cumpliría con lo que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha solicitado al país.

CONTINUA

[printable page]