Madrid, 23 mayo. 16. AmecoPress. Las mujeres que viven en Jordania tienen graves dificultades para acceder a servicios sociales tan básicos como la salud y para poder vivir una vida libre de violencia. Una extrema vulnerabilidad que empeora en situaciones de conflicto, como el escenario actual, con una guerra civil en la vecina Siria que ha obligado a millones de personas a abandonar sus hogares para huir de la devastación y la violencia, colapsando la capacidad de acogida de los países colindantes. Tal es el caso de Jordania, que desde el inicio de la crisis ha acogido a más de 600.000 personas refugiadas dentro de sus fronteras. En ese ámbito, Alianza por la Solidaridad proporciona asistencia humanitaria dando apoyo psicosocial, legal y atención en salud sexual y reproductiva de mujeres y niñas. Entrevistamos a la coordinadora de estos proyectos, Cristina Muñoz.

JPEG

Cristina lleva más de diez años dedicada al trabajo internacional humanitario y de cooperación al desarrollo en varios países donde ha vivido y trabajado: Timor Oriental, Tíbet, Líbano, Jordania y Palestina. Es, sobre todo, una defensora de los derechos de las mujeres que sabe que el patriarcado es universal y ejerce su opresión apropiándose de las particularidades de cada cultura y religión. Para cambiar tenemos que hacer frente al machismo desde el contexto en el que nos hemos formado y no imponer nuestra visión del mundo ni enjuiciar a mujeres que viven en otros territorios con otras peculiaridades, sino solidarizarnos con ellas.

Cuéntanos un poco del proyecto que lleváis a cabo en Jordania. Cuándo empezó, con qué población trabajáis.

CONTINUA

[printable page]