Lima, 27 mar. 12. AmecoPress/ SEMlac.- La cruel muerte de tres mujeres a manos de sus parejas en la última semana en Lima volvió a poner en agenda el tema del feminicidio y la necesidad de medidas complementarias que permitan prevenir estos asesinatos.

El 20 de marzo, Tomasa Pozo, de 20 años, fue degollada por su pareja en la habitación que compartían. El homicida la dejó desangrándose y poco después intentó infructuosamente quitarse la vida.

Un día antes, Milagros Chipana fue ahorcada por su conviviente delante de sus cuatro hijos. El asesino no mostró arrepentimiento por el crimen sino por dejar abandonados a sus hijos mientras esté preso.

Y el 23 de marzo, luego de una semana de dolorosa agonía que llevó a los médicos a ponerla en coma inducido, falleció Leyla Zegarra, a quien su pareja roció gasolina y prendió fuego tras una discusión.

También en este caso, el agresor -Jairo Chacón- trató de suicidarse sin conseguirlo y fue internado en el mismo hospital que su víctima, pero será dado de alta en cualquier momento y puesto a disposición del poder judicial.

Tras estos hechos, autoridades, organizaciones de mujeres, redes sociales y el público parecen haber tomado conciencia de que no basta con tener una ley que penalice los feminicidios si paralelamente no se realizan campañas sostenidas que eviten los asesinatos de más mujeres en el país.

contina...http://amecopress.net/spip.php?article8907

[printable page]